El fútbol es cruel en muchas ocasiones y como bien asegura el dicho popular en este deporte, el partido dura hasta que el árbitro pita el final. Ambas afirmaciones se dieron cita en el Mini Estadi del Barça B para arrebatar los tres puntos a un Valencia Mestalla que mereció la victoria en las difíciles tierras catalanas. Pero un gol en el minuto 94 de Araujo puso la igualada definitiva y dejó en insuficiente el tanto, dos minutos antes, de Sito Miranda. Cierto es que el encuentro estuvo muy disputado de inicio a fin, pero los chés fueron mejores en algunos aspectos del juego.

Por ejemplo, la apuesta táctica del técnico valencianista impidió que los culés moviesen el esférico con fluidez y verticalidad. Una presión intermedia con buen posicionamiento de cada línea fue combinada con los robos e inmediatas salidas al contragolpe. A Miguel Grau le funcionó bien su decisión de poner a Vicente Esquerdo en la medular para forjar un centro del campo contundente y de mucho oficio. La idea era frenar las buenas combinaciones del Barça B entre líneas, algo que los catalanes suelen explotar mucho gracias al talento de jugadores como Riqui Puig o Busquets.

Así, aunque la mayor parte de la posesión era azulgrana (70 %), el buen trabajo atrás del Valencia Mestalla le permitió aguantar sin recibir ofensivas claras. Además, los valencianos generaron peligro con las salidas rápidas. Un muy activo Kangin Lee tuvo dos buenas oportunidades para marcar, pero sus disparos desde fuera del área se marcharon desviados.

El Valencia Mestalla sufrió entonces la baja por lesión de Fran Navarro, aunque su sustituto logro sacar algo positivo del percance. Cuando ya se acercaba el descanso, Merentiel remató perfectamente un envío desde la banda izquierda de su compañero Centelles. Se adelantó a la salida del guardameta rival y puso bien la pierna. Con esa alegría del gol se marchaba al descanso el conjunto ché.

De vuelta al césped, el Barça B apretó en busca del empate y Abel Ruiz tuvo la más clara a los diez minutos. Pero su chut desde la derecha fue bien despejado por Rivero. Luego, el 7 azulgrana disfrutó de otra ocasión en la frontal. Otro disparo que se marchó por poco. El Mini Estadi también apretaba y así llegó el empate, obra de Oriol Busquets con un lanzamiento magistral de falta directa. Era el minuto 79, pero los instantes locos estaban por llegar.

En el descuento, Sito Miranda volvió a adelantar al Valencia Mestalla de penalti y cuando la victoria parecía ya cosechada, el arquero valencianista Rivero erró en su salida. Araujo aprovechó para anotar de cabeza a portería vacía y lograr un empate en el último suspiro. La crueldad se cebó con el conjunto ché, que sigue en la posición 18 de la tabla.







Share This