Festín de goles en el Ciutat de Valencia para vencer a un Athletic Club sumido en una crisis inacabada de juego y resultados negativos. Un espléndido Levante aguantó el chaparrón inicial de los ‘leones’, que salieron a por todas desde el minuto uno, para después sacar a relucir toda su artillería. La primera mitad fue más igualada, pero en la segunda los pupilos de Paco López bailaron sobre el césped valenciano. Lo hicieron al son de un Jose Campaña magistral tanto en la elaboración como en las llegadas al área rival. Menuda temporada está jugando el sevillano en la medular.

Otro gol suyo después de cazar un despeje de Herrerín tras el disparo lejano de Morales supuso el 2-0. Antes, había sido el central Chema Rodríguez quien había abierto el marcador. Una acción afortunada para los ‘granotas’ en el último minuto del descuento de la primera parte. La pelota le llegó al defensor en área pequeña después de un córner botado y remato a la perfección. Esos 48 minutos iniciales fueron disputados e intensos, aunque los bilbaínos no inquietaron la meta de Oier. Esto sucedió en la segunda parte, cuando el abultado resultado provocó un poco de relajación en el conjunto levantino.

Los deberes ya estaban hechos, pues Roger Martí (que ya suma ocho tantos en Liga) disparó la última bala hacia unos ‘leones’ muy heridos. Una triangulación ideal entre Morales, Campaña y el atacante fue suficiente para sobrepasar la débil zaga vasca, que contaba con un jugador menos por la expulsión de Nolaskoain. El joven central bilbaíno llegó tardísimo en una acción dividida y sus tacos golpearon violentamente el pie de Morales. Eso sí, fue solo gracias al VAR que el colegiado Jaime Latre sancionó después al futbolista. Todavía quedaban veinte minutos de juego.

Este gran Levante de ‘SuperLópez’, sexto en Liga

Pero ese palo fue demasiado para un Athletic sin fuerzas para buscar la remontada. Antes, también se había lesionado el debutante Ganea, retirado en camilla. Solo Muniain preocupó con un disparo lejano que le valió a Oier para lucirse. Palomita y aplausos del Ciutat de Valencia en una noche de felicidad para el levantinismo. Porque este Levante de ‘SuperLópez’ asciende hasta la sexta posición de Liga Santander. Ya pisa Europa League, pero aún quiere más.

Desde luego, viendo las estadísticas y el juego desplegado contra incluso grandes equipos, el sueño europeo no es ninguna utopía. Hay plantilla, hay calidad, hay actitud, hay ambición y, por supuesto, está un técnico valenciano que quiere seguir sumando éxitos con un Levante sensacional esta campaña.

(Foto: www.levanteud.com)

Share This