Casualidad o no, esta jornada liguera no ha sido positiva ni para el Villarreal del ya destituido Calleja -que también perdió recibiendo tres goles en apenas siete minutos- ni para sus chavales del filial amarillo. Estos últimos cayeron en la visita a las tierras de Llobregat frente a un conjunto catalán más acertado. Sobre todo, desde el minuto 55 hasta el 62, cuando lograron anotar los dos tantos de la victoria local. Un ‘submarino’ que se vio bombardeado en poco tiempo no pudo sobrevivir ni reponerse a esos golpes definitivos al final. Aunque disputaron un partido exigente en la primera mitad, sucumbieron en Cornellá, un campo difícil. Con este resultado el Villarreal B cae a la tercera plaza a merced de un Hércules que sí sumó los tres puntos para adelantarle.

Igualdad con poco peligro en los primeros 45 minutos

Dos percances protagonizaron el primer asalto en el feudo catalán. Los arqueros de ambas áreas tuvieron muy poco trabajo, todo lo contrario que los servicios médicos. Estos tuvieron que atender al central Borja, del Cornellá, tras darse un fuerte golpe. No pudo continuar y fue sustituido. Era el minuto 27, pero dos más tarde, en el 29, otra acción detenía el intenso partido ofrecido por ambos equipos. También tenía que ser cambiado el defensor Roger Riera en el once del Villarreal B. Un esguince en el tobillo originó su lesión.

Ante esos parones, poco fútbol ofensivo más allá de las posesiones repartidas entre los dos conjuntos. El terreno de juego estaba siendo un obstáculo a la buena circulación del balón. Sin embargo, la batalla estaba igualada en forma de disputas. Simón Moreno tuvo la ocasión más peligrosa para el ‘submarino’, pero su chut solo pudo rozar el poste. Luego, a cinco minutos del descanso ya comenzó a disparar el Cornellá. De las botas de Agus Medina salió un primer misil, detenido por Femenías. También un cabezazo de Román quiso atravesar la portería amarilla, pero se fue alto.

Bombardeo instantáneo y sentencia al Villarreal B

La pausa solo fue un impulso más para el conjunto catalán, que decidió bombardear con mayor ímpetu. Un ‘submarino’ refugiado atrás no pudo evitar los dos tantos locales. Primero avisaron con otro testarazo por encima del larguero y después Agus ya no perdonó más. Control, perfile y disparo a la red. Era el minuto 55, pero la sentencia no tardó en llegar por medio de Eloy Gila. Segundo misil temprano, aunque definitivo. Al Villarreal B le costó reparar sus fugas. Solo Mario tuvo un mínimo acercamiento al área catalana, pero su remate se marchó fuera. Derrota en siete minutos condenatorios.

(Foto: www.villarrealcf.com)







Share This