Sin ganar en Liga Iberdrola desde el 18 de noviembre del ya pasado año en Huelva, el VCF Femenino terminó el 2018 en el puesto noveno de la tabla. Al menos, gracias a los puntos sumados frente a Albacete, Levante y Rayo, las valencianistas evitaron caer más abajo. Pero las duras goleadas sufridas contra Atlético, Betis y Real Sociedad fueron la prueba de que es necesario cambiar algo. Empezando por este periodo de movimientos en las oficinas. También recuperando a las jugadoras lesionadas, punto que ha mermado mucho al equipo en los primeros meses de competición. Porque el club ché ha firmado su peor primera vuelta desde el curso 2012/2013. Solo ha logrado 17 puntos en 15 duelos.

Bajas que se han notado en el VCF Femenino

Lejos ha quedado ya aquella gran etapa ché con el técnico Cristian Toro -actual entrenador del Sevilla- ya que el equipo no ha sabido competir frente a los clubes mejor impulsados. La clasificación no engaña. El VCF Femenino no ha entrado entre los ocho primeros al finalizar año. Por tanto, no se ha alcanzado el primer objetivo de la reciente campaña. Primero, las bajas de Claudia Zornoza e Ivana -la capitana- supusieron una bajada de calidad. Ambas se marcharon al otro club valenciano que continúa con su gran auge: el Levante UD.

La incorporación veraniega más importante fue Zenatha Coleman, atacante que llegaba para sustituir a Claudia Zornoza. Esta siete del VCF Femenino ha sido de lo mejor hasta ahora en el equipo, pero insuficiente. Porque a la reducción de artillería arriba se ha sumado la debilidad defensiva. En particular, cuando cayó gravemente lesionada la excelente central Paula Nicart. Su menisco se rompió y se tuvo que olvidar de la temporada. Luego, otra bajas médica relevante fue la de Naiara Beristain, quien estaba demostrando un gran nivel en el lateral.

Débora, Cubero, Alejandra Serrano, Lombi, Gio Carreras y Andrea Esteban también han estado en la enfermería. Aunque esta última, la delantera ché, ha pasado por quirófano en diciembre. Por tanto, no podrá estar disponible durante largos meses. Eso sí, en la parcela ofensiva hay bastantes futbolistas. No será necesaria una incorporación, a priori.

Posibles refuerzos

Sí deberá mejorar la elaboración de juego arriba y los ataques, así como la fortaleza atrás, pues han encajado 22 goles. Ya en el mercado invernal pasado, el VCF Femenino fichó a la holandesa Mandy Van der Berg. Es capitana y titular, pero las lesiones han dejado muy ‘tocada’ la línea zaguera. Aquí la dirección deportiva ché podría estar buscando un refuerzo portentoso. El objetivo pasa por mejorar tanto abajo como en goles, pues los números son nefastos en ambas zonas.

(Foto: www.valenciacf.com)

 







Share This