Esperanza en Villarreal después de ir palmando por 0-2 en La Cerámica contra el Espanyol, que dominó marcador y juego durante casi todo el partido. A los pericos les sobraron los últimos minutos, donde el ‘submarino’ logró emerger otra vez del abismo para tomar un aire necesario. Al menos, si los de Luis García quieren seguir vivos en Copa del Rey. Porque los zarpazos de Sergi Darder y Álex López dejaron muy tocado al conjunto valenciano. Pero rendirse no está siendo una opción esta temporada, ya se ha visto en otros partidos con el nuevo técnico. Ekambi y Bacca, don sendos cabezazos, pusieron el empate final que permite a los amarillos viajar a Cornellá sin tenerlo todo perdido.

Pocas novedades y protagonismo para Andrés Fernández

Luis García tampoco revolucionó demasiado el once de esta ida de octavos de Copa del Rey. Introdujo las novedades en la portería, en la defensa con Bonera y Layún, y en la derecha con Raba. Arriba, descansó Gerard Moreno. También Trigueros volvió a la medular con la intención de que el Villarreal tuviese más posesión. No fue así, pues el Espanyol tuvo las ideas claras desde el inicio de llevar el control. Con un gran Darder y la sorpresa de Álex López junto al ex malacitano, el conjunto perico tocó con fluidez. Además, en ambas bandas los eléctricos Piatti y Hernán Pérez complicaron bastante a la zaga amarilla.

En esa tónica, Andrés Fernández salvó varios disparos de los catalanes pero nada pudo hacer con el potente chut ajustado al palo del propio Sergi Darder. Estaba crecido el centrocampista e incluso pudo marcar el segundo. Mientras dos entradas duras abajo reflejaban la impotencia e indignación del Villarreal, solo un cabezazo de Álvaro obligó a actuar a Roberto.

Dos testarazos en el resurgir del Villarreal al final

Tras el descanso, las ocasiones se igualaron un poco más, pero ambas defensas se veían desbordadas por los laterales. El Villarreal acechó el área perica por medio de Ekambi, antes de que una jugada personal de Raba acabase con Rosales sacando el balón casi en la línea de gol. Luego, el guardameta murciano del ‘submarino’ volvió a aparecer para que poco después fuese el del Espanyol quien se luciese con una gran parada ante Bacca. 

Entró y debutó Iborra, pero entonces llegó el segundo mazazo catalán. El lateral venezolano asistió a la espalda de los centrales locales para que Álex López controlase y definiese arriba. Era el minuto 71. Luis García sacó también a Fornals y a Miguelón, adelantando igualmente la posición de Pedraza. Cuajó esta idea, pues el ex del Alavés sirvió un gran centro para el primer testarazo de Ekambi. 1-2. Quedaban cinco minutos y el recién ingresado en el otro lateral la puso perfecta al área para que el atacante colombiano metiese la cabeza. Empate final para quedar tocados, pero no hundidos.

(Crédito editorial: Jose Breton- Pics Action / Shutterstock.com)







Share This