Victoria con claridad y mucha solvencia del Peñíscola RehabMedic en casa de uno de los últimos posicionados. El Viña Albali Valdepeñas no fue rival frente a unos castellonenses que apabullaron con seis goles. Tres de ellos fueron obra de Juan Emilio, quien ya a los 17 primeros minutos había conseguido dos para la ventaja visitante. El conjunto de casa recortó distancias pronto pero después todas las ocasiones y goles cayeron del lado valenciano. Al final, goleada categórica para situarse en octava posición de la Liga Nacional de Fútbol Sala, a tan solo un punto del séptimo clasificado.

Emilio allana el camino para un superior Peñíscola

La primera mitad fue de asedio total en ambas porterías, pero con el punto de mira muy desviado de todos los futbolistas. Muchas ocasiones sin encontrar red protagonizaron el enfrentamiento hasta que Juan Emilio pudo rematar con la rodilla un disparo de un compañero. El primer gol llegó tras paradas, fallos ante los guardametas y tiros altos o al lateral de la meta. Una vez abierta la lata, al poco tiempo volvió a aparecer el futbolista del Peñíscola para anotar el segundo. Fue en un contragolpe dirigido con velocidad por el bigoleador. Antes, el conjunto local había inquietado la meta de Molina.

Con el 0-2 al descanso, la reanudación recuperó la tónica del primer asalto con numerosas oportunidades y llegadas de ambos equipos. Pero, de nuevo, los errores clamorosos y despejes de arqueros evitaron los goles. Así hasta que en un saque de esquina, el Peñíscola se despistó para el remate a placer de Thiago Cabeça. Sin embargo, la remontada del Valdepeñas no iba a llegar, pues Raúl Gómez se encargó de ello a los cuatro minutos de ese primer gol local.

Luego, en el 36, Gava puso tierra de por medio con el 1-4. Esos dos últimos goles mostraron las carencias del equipo de casa en defensa, pues ambas dianas estuvieron facilitadas por errores rivales. Tanto en la salida de balón como en el marcaje individual. El Valdepeñas pudo antes marcar el segundo de su casillero, pero apareció un buen colocado Molina.

Hat-trick de Juan Emilio y más errores locales

Al siguiente minuto de ese cuarto gol, una acción personal perfecta de Juan Emilio le valió para lograr su hat-trick. Chut colocado a la derecha, similar al del último del Peñíscola RehabMedic. Orzáez disparó potente para batir de caño al guardameta tras otra pérdida en el pase del equipo local. Con el 1-6, victoria abultada para arrancar 2019 de la mejor forma.

(Foto: www.lnfs.es)







Share This