Batalla ganada por los valencianos en su renovado feudo ante un Barça débil atrás, poco dominador en la primera parte y echando de menos a Messi. El Levante fue superior, tuvo las mejores ocasiones de gol, aprovechó unas, perdonó otras, pero logró mantenerse con el 2-0 hasta el minuto 85. Coutinho ejecutó una pena máxima para dejar con vida a los culés, que se vieron apabullados por un enorme Borja Mayoral, Simon Moses o el guardameta Aitor Fernández. Los tantos iniciales de Cabaco y el canterano madridista pusieron una clara ventaja que no se pudo ampliar más, a pesar de las numerosas oportunidades. Al final, en el Camp Nou se decidirá el ganador de esta guerra. El primer asalto es ‘granota’.

Superioridad en todo, aunque solo dos goles

Con las novedades de Moses, Prcic, Boateng, Mayoral y el portero Aitor en el once de Paco López, el conjunto valenciano quería mostrar sus credenciales al vigente campeón. Lo hizo de la mejor manera posible: con fútbol, intensidad, presión asfixiante, ambición y las ideas claras. Cuando el equipo catalán todavía no se había asentado sobre el verde del Ciutat, el uruguayo Cabaco cabeceó a la red la primera llegada levantinista. Fue tras un saque de falta colgado con acierto.

Era el minuto 3 de juego y ese gol animaba aún más al Levante a seguir con su planteamiento. Con mucha decisión, robando rápido la pelota e incomodando a la zaga culé por centro o bandas, los ‘granotas’ se crecieron. También un Borja Mayoral que bajaba constantemente balones, jugaba de espaldas, combinaba, etc. Un recital del madridista durante los noventa minutos en su mejor partido con el equipo valenciano. Además, no estuvo solo en esa primera mitad de dominio local, pues también Boateng estaba veloz y muy activo. Suya fue la segunda ocasión del encuentro, con un chut suave.

Cillesen sacó ‘in extremis’ bajo la línea de gol un remate del ghanés tras una gran acción individual de Coke. Eso fue antes del gol de Mayoral en el minuto 17. Asistencia al hueco precisamente de Boateng y definición enorme del delantero, cruzando el esférico. Fiesta del Levante con el 2-0, ya que incluso pudieron entrar más. Pero faltó mayor acierto. Un Barça noqueado en todo solo encontró en alguna jugada aislada de Malcom el peligro. Entonces, apareció un gigante Aitor.

Resistencia del Levante y respiró culé por Denis Suárez

Tras la pausa, el conjunto de Valverde mejoró en tenencia de balón, pero llegó con poca claridad al área del Levante. Dembelé, eso sí, tuvo disparos de todos los colores aprovechando su velocidad al espacio. Sin embargo, era la noche del segundo portero levantinista. Dejó seco al francés después de que Mayoral tuviese la sentencia con un disparo abajo que sacó muy bien Cillesen. También detuvo luego un chut de Moses, muy eléctrico por su banda.

En medio de la resistencia ‘granota’, salió Morales para poner esa puntilla. La tuvo nada más entrar al césped, pero su ‘picadita’ sobre la salida del holandés se marchó lamiendo el larguero. Gran asistencia de Mayoral, por cierto, a quien Murillo se anticipó perfectamente para evitar su doblete ya en el minuto 80. Cinco minutos después, el ingresado Denis Suárez regateó varias veces hasta ser derribado por Coke. Penalti y transformación de Coutinho. Sin mayores sobresaltos, esta eliminatoria de octavos aventaja al Levante. En Barcelona les tocará culminar la hazaña a los ‘granotas’.

(Foto: www.levanteud.com)







Share This