La Diosa fortuna no estuvo en el pasado fin de semana visitando el Pabellón Municipal de Paterna. Hasta dos balones de los visitantes en el campo ‘granota’ acabaron en la red por mera suerte. Esa que no tuvo el Levante UD FS hasta que el jugador Cecilio pudo empatar e incluso poner por delante en el marcador a los valencianos. Sin embargo, a poco del final del partido, el Aspil Vidal Ribera Navarra igualó gracias a un tanto de Pedro. Jornada 18 poco agraciada para los de casa.

Dos goles de la nada en el infortunio levantinista

Muy temprano comenzó a torcerse el choque para el conjunto valenciano en su casa. Lo cierto es que el juego estaba siendo un poco loco, entre escasa claridad de toque y más balones largos aéreos que por la pista. Pero, al final, en ese vaivén que recorría ambas porterías, la suerte cayó del lado visitante. Un saque de esquina fue desviado con el pie por el guardameta ‘granota’ Raúl Jiménez, quien introdujo el balón en su red, sin querer.

Era el minuto cinco de encuentro y a los siete, otra vez se cebaba con el Levante UD FS la mala suerte. Sin duda, un gol encajado de lo más surrealista. Mientras tocaba el equipo local en su campo, uno de esos pases fue más potente en el intento de superar la medular rival. Entonces, la pelota tomó una extraña dirección tras tocar en un pie navarro y volver hacia atrás para besar las redes. Vaselina perfecta en el infortunio levantinista.

Cecilio rescata al Levante UD FS

Después de varios intentos más del Aspil Vidal Ribera Navarra para poner tierra de por medio a ese 0-2, el primer gol ‘granota’ llegó de penalti. Antes, Raúl Jiménez había salvado los muebles para que Gallo estrenase el marcador local. Estaba generando mucho peligro el conjunto navarro con envíos largos hacia los de arriba. En un duelo de pocas posesiones fructíferas, Cecilio se guisó y comió el empate tras una gran jugada personal. Ese tipo de acciones daban esperanzas al Levante UD FS. 

Una pérdida de balón en su propio campo del equipo visitante propició el doblete de Cecilio para el 3-2. Remató perfecto para superar al arquero rival, pero tras ese gol las ocasiones se intensificaron en ambas porterías. No obstante, demasiados errores en la definición. Así hasta que Pedro volvió a poner las tablas, cuando el club navarro se lo jugó todo con el portero-jugador (3-3). De nuevo, un rebote castigó al Levante UD FS. 

(Foto: www.levanteud.com)







Share This