La otra cara de la moneda, después de la noticia del acuerdo de Jason con el Valencia dándole la espalda al Levante contamos

El Levante UD rescató a Jason de las categorías inferiores del Deportivo de La Coruña y del Racing de Ferrol al ser descartado, dándole una oportunidad dentro del Club y la cantera granota. En la entidad de Orriols crece como futbolista hasta el punto de cederlo a algunos clubes que desestimaron su continuidad por su bajo rendimiento. En ejemplo fue el Albacete Balompié donde no hizo una buena temporada y a causa de ello volvió al club valenciano. Por aquel entonces, David Remeseiro más conocido como Jason, era un desconocido y el Levante le concedió la verdadera oportunidad de jugar al fútbol profesional apostando por él. Cabe decir que si esto no hubiera sucedido quizás ni estaría en la élite del fútbol.

El Levante le dio la oportunidad a un jugador que nadie quería

La jugada salió bien y Jason completó una gran temporada con el primer equipo en Segunda División, y el jugador exigió un contrato desorbitado incluso superior al del capitán y goleador Morales teniendo uno de los salarios más altos del equipo. La directiva lógicamente no cedió, fue en ese momento cuando comenzaron las malas relaciones entre la entidad y los representantes para no renovar en ningún momento. Jason inició a reflejar malas aptitudes con algunos aficionados y jugadores.

Casualidades de la vida o no, los agentes de Camarasa son los mismos que los de Jason

Camarasa no quedó demasiado bien con el Levante después de manifestar públicamente que si el equipo descendía, él se quedaría. En 2016 el Levante desciende y Camarasa se niega a entrenar manifestando su voluntad de marcharse. En el caso de Jason continúa con malas actitudes con aficionados y jugadores. Malas contestaciones por twitter a aficionados, algún enfrentamiento reciente con el público de la grada recientemente, malas relaciones con compañeros en el vestuario. Ni si quiera se habla con el capitán Morales y por supuesto no se siguen en redes sociales cuando todos lo hacen entre ellos.

Esta es la otra cara de la moneda, el punto de vista de muchos levantinistas que ven cómo su club le ha dado todo a un jugador que no ha mostrado agradecimiento a la entidad que le dio el éxito. Ahora gran parte de la parroquia del Levante se siente traicionada y humillada, no sólo por marcharse de esta manera, sino por el club por el que firma, precisamente el Valencia, máximo rival de la provincia. Muchos piensan que Jason se ha reído del Levante y están dolidos. Todavía más sabiendo que no han podido sacar ni un euro de la operación.

Lo que está claro es que se trata de un caso polémico que ha generado una gran controversia entre los aficionados del fútbol en la ciudad del Turia, especialmente entre los levantinistas. Veremos cual es su rendimiento con el Levante y su relación con el club lo que resta de temporada. En lo futbolístico y deportivo no hay duda de que actualmente es un gran jugador.

(Foto: www.albacetebalompie.es)







Share This