En el partido correspondiente a la jornada 35 de la Liga Santander se enfrentaban el Valencia y el Eibar.

Los chés llegaban al partido con el objetivo de intentar asegurar su puesto de Champions, y el Eibar en cambio buscaba asegurar su permanencia en esta Liga Santander.

Primera Parte sin mucho peligro

El encuentro empezó con un ida y vuelta, ambos equipos tuvieron ocasiones y llegaban al área rival. Pareció que el Eibar era quien creaba más peligro una vez dentro del área Valencianista.

Pero la primera gran ocasión fue para Parejo mediante un tiro libre, pero Dmitrovic, taponó bien su lado de la portería y la mandó para un lado.

La siguiente ocasión fue para Orellana, que remató un centro de cabeza, y Neto sacó la mano para hacer un auténtico paradón.

Antes del descanso no se produjeron ocasiones claras de gol.

Segunda Parte intensa

En el inicio de la segunda parte, el Valencia salió mejor que el Eibar. Los primeros 10 minutos de la segunda mitad se jugaron en campo del Eibar.

La primera gran ocasión fue para Gameiro, que con un pase de Parejo al espacio, se plantó sólo contra Dmitrovic, pero la mandó por el centro y el portero la mandó directamente a córner. Pocos minutos después Gameiro tuvo una ocasión muy parecida a la anterior, pero esta vez Rodrigo llegaba al segundo palo para recibir un posible pase del francés, pero este la mandó directamente por encima de la portería rival.

Las ocasiones llegaban por parte del Valencia, que buscaban los tres puntos. Pero el Eibar se plantó bien defensivamente y aguantó todo lo que pudo.

En el minuto 91′ de partido, el Valencia iba a tener su última ocasión, y quizás la más clara del partido. Gayà recibió un pase de Parejo, y la puso rasa por dentro del área, donde Santi Mina se adelantó al defensa y remató a portería pero se fue ligeramente desviado del poste derecho.

Perdonando esta ocasión el Eibar iba a tener la suya en la siguiente jugada. En el minuto 93′ y tras un bote raro de la pelota, y un mal despeje de Gayà, Charles se plantó sólo contra Neto y la definió bien por abajo para sentenciar el encuentro en un 0-1 a favor de los visitantes.

Los chés se arrepienten de haber perdonado tantas ocasiones de gol claras, pero ahora tienen que pensar en el partido de la Europa League contra el Arsenal, y en el siguiente partido de liga contra el Huesca y en sacar los 3 puntos.







Share This