En el partido correspondiente a la jornada 35 de la Liga Santander se enfrentaban el Villarreal y el Huesca.

El Villarreal tenía que sacar puntos para asegurar más su permanencia en la Liga, y el Huesca que ya es matemáticamente de Segunda División no se jugaban mucho.

Primera parte

El Villarreal empezó dominando el encuentro con varios acercamientos a la portería rival, sin ocasiones claras pero llegando al área visitante.

No fue hasta el minuto 30′ de partido, cuando Samu Chukwueze entrega un balón dentro del área a Fornals que la define de rabona para meterla en el fondo de la red.

Después del gol local el Huesca comenzó a retener el balón más, con pases largos pero también jugando al primer toque.

Tuvieron una última ocasión antes del descanso con una semi-chilena por parte de Enric Gallego a puerta vacía pero se fue por encima del larguero.

Pocos minutos después el árbitro hizo sonar el pitido del descanso y mandó los jugadores a los vestuarios.

Segunda parte

En el inicio de la segunda parte fue el Villarreal quien comenzó con la posesión del balón y el dominio sobre el encuentro. La primera ocasión fue para Mario Gaspar desde fuera del área, pero la mandó directamente a las manos de Santamaría.

No hubo muchas ocasiones claras de gol en lo que quedaba de partido, hasta el minuto 77′ donde llegó el gol de los visitantes.

Tras una jugada por banda de Moi Gómez y un centro del mismo, Ezequiel Ávila la enganchó de volea para meterla al fondo de la red. Después de este gol el Huesca empezó a tener varias ocasiones para meter el segundo.

En el 82′ de partido, el Cucho tuvo en sus botas el 1-2 pero Andrés Fernández detuvo muy bien el balón y alejó el peligro la defensa.

La jugada más polémica del encuentro llegaría en el minuto 92′, cuando Fornals se plantaba sólo contra el portero, pero Pulido hizo una entrada fea por detrás para tumbar al centrocampista y acabar con el ataque. El árbitro no dudó y le sacó directamente la tarjeta roja.

El encuentro acabó a tablas, y el Villarreal sigue sin estar del todo cómodo en la clasificación, y la semana que viene tendrán que visitar el Bernabéu contra un Real Madrid que viene de perder contra el Rayo.







Share This